Los cambios que han traído a nuestras vidas el avance tecnológico ha hecho que la costumbre de usar ciertos medios de comunicación se pierdan. El e-mail ha acabado sustituyendo a la correspondencia, los chats a las charlas con amigos en el parque y los teléfonos móviles, bueno, esos son los que más han cambiado nuestros hábitos, llegando a acabar con los teléfonos públicos.

Ya casi nadie utiliza los teléfonos públicos

Que bien que venían hace quince años esos teléfonos públicos que podías utilizar con una tarjeta o insertando unas monedas para llamar desde una cabina a una persona cuando necesitabas ayuda o que te fueran a buscar, o a llamar a un amigo para quedar en tal calle. Pero, ahora, estos teléfonos públicos están desapareciendo de toda España.

Las cabinas telefónicas están muy cerca de desaparecer

En el Boletín Oficial del Estado (BOE), se ha dado a conocer un dato preocupante y es que a los concursos convocados para mantener los teléfonos así como para elaborar y entregar las vías telefónicas ninguna de las principales compañías telefónicas se han presentado para reclamarlo. Y de ser así, Telefónica que es la actual propietaria de dicho servicio, tendrá que mantenerlo por otro año más.

Actualmente hay 18.000 cabinas en toda España, estando la mayoría en Madrid y Barcelona, y cada año estas se van reduciendo. La principal causa es el excesivo coste de mantenimiento, seguido a por el hecho de que ya casi nadie las utiliza. Según los últimos sondeos realizados en un estudio, un 88% de la población española nunca ha usado una cabina telefónica. Por supuesto, la decadencia de este servicio se debe a la incorporación de la telefonía móvil al ámbito doméstico, puesto que casi el 90% de la población cuentan con al menos un dispositivo móvil en casa y no ven necesario tener que utilizar un servicio de cabina telefónica para llamar a un familiar o amigos.

Dejar respuesta