¿Son afortunados los españoles por contar con una sanidad pública? Pues si, todo el que lo desee puede ir y ser atendido por su médico de cabecera o por un especialista. Desgraciadamente, esto provoca que haya veces en las que en una misma cita el médico tenga previstos hasta tres pacientes a la vez. Y cuando se trata de una operación, la espera puede llegar a ser horrible.

Murió esperando, sin poder adelantar su operación

Amaresh Fernández Rodríguez era una joven de 24 años que pesaba 125 kilogramos. Pero no era porque sufriera un sobrepeso normal, no, lo que ella padecía era una enfermedad conocida como obesidad mórbida que ensanchaba su estómago y esto le hacía ganar peso rápidamente. Para poder solucionarlo, precisaba de una cirugía bariátrica.

No obstante, la joven no tenía dinero para poder permitirse la operación por vía privada, así que tuvo que recurrir a la sanidad pública. Desde los 19 años estaba en lista de espera, y le comunicaron que su operación no podría hacerse por lo menos hasta el año 2020. Pero no se quedó cruzada de brazos y fue al Defensor del Paciente para que le ayudase a agilizar el proceso en el año 2015, pero la cosa seguía sin avanzar.

Fallece tras estar cinco años de espera para una operación

El mismo día de Nochevieja, mientras estaba echándose la siesta, la joven falleció debido a su enfermedad. “Habrá que ser prudentes y esperar a los resultados de las pruebas, pero está claro que Amaresh murió esperando” declara el defensor.

Amaresh aparte de la enfermedad también padecía de diabetes y fibromialgia, además de una fuerte depresión y ansiedad debido a la situación en la que se encontraba. Se sentía impotente ante la situación de no poder hacer nada por adelantar el proceso de su operación y porque no había nadie que le tendiese una mano para que todo saliese para adelante.

Dejar respuesta